17 May

El Principito

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 468

"El Principito" cabalga de nuevo en el Off de La Latina

Antoine de Saint-Exupéry ha ligado su nombre a "El Principito" y todos, grandes y mayores, hemos leído las aventuras del aviador y el pequeño príncipe, el adulto y el chico, que con una dosis ilimitada de imaginación, viven aventuras y desventuras desde dos ópticas contrapuestas que, poco a poco, van convergiendo en una sola por mor de la amistad, la poesía, y una nueva y revolucionaria forma de enfrentarse las cosas: mirándolas con el corazón.

La compañía Telón Tolón, que está especializada en teatro dirigido a toda la familia, ha partido de una estupenda adaptación del texto de Saint-Exupéry y lo ha convertido en un musical de corta duración (una hora aproximadamente), en el que grandes y pequeños, en diversos niveles de lectura como es natural, disfrutan de la mano de dos excelentes actores: Noelia Marló (el Principito) y Alfonso San Miguel (el aviador). Ambos jóvenes actores desgranan la historia -mejor aún, las historias- del cuento con la naturalidad y la convicción necesarias para que unos y otros, padres y pequeños, se metan rápidamente en la historia y no la abandonen ni un instante hasta después de caer el telón.

Poesía, música y teatro se hermanan en esta adaptación del clásico de Saint-Exupéry, de la mano de Rafael Boeta (adaptación y dirección artística) y Gonzalo García Baz (dirección y composición musical).

Si algo avala la calidad del espectáculo es su permanencia, ya que en los últimos 5 años ha recorrido media España y buena parte de la otra media. Además en salas de diverso tamaño (recuerdo, por ejemplo, que hace dos años estuvo en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid). En estos momentos, está siendo representada en el Off de la Latina (en el número 4 de la calle Mancebos), en un escenario de mínimas dimensiones en donde el atrezo necesario (un cajón, un bolso de viaje y poco más) dejan el espacio justo a los dos actores que se mueven por allí como pez en el agua durante toda la representación y, además, al finalizar la función se prestan a todo tipo de charla y fotografías con los pequeños y los grandes espectadores, que tienen así oportunidad de comprobar que Alfonso San Miguel y Noelia Marló(tanto monta...) son tan mágicos arriba como abajo del escenario.