05 Jul

Dados

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 32

'Dados': doble incógnita

Dicen que no hay dos sin tres. José Padilla, dramaturgo y director, completa ahora con ‘Dados’ sus dos obras previas sobre problemáticas actuales de nuestros adolescentes. Si en sus anteriores montajes, Papel y Por la boca, subía a la escena el acoso escolar y los problemas de salud derivados de una alimentación inadecuada, ahora se mete de lleno en la identidad de género vista desde la óptica de una adolescente de 16 años que se siente chico pero no puede expresarlo libremente. El montaje puede verse estos días en la Sala Negra de los Teatros del Canal, aunque ya fue presentado hace algún tiempo en el Pavón Teatro Kamikaze.

 

En ‘Dados’, obviamente, no faltan las múltiples referencias culturales de nuestros jóvenes (Juegos de rol, Dragones y mazmorras, Star Wars, comics, podcast, etc.), y con una sencilla ambientación escénica (una pequeña mesa de mezclas, un micro en primer término, y unas cajas repartidas en lo que parece un almacén…), una extraordinaria ambientación lumínica y de sonido (como siempre, estupendos Juanjo Llorens y Sandra Vicente, respectivamente), que gustarán mucho a los jóvenes, Padilla construye una historia creíble y desgarradora protagonizada por dos jóvenes actores, Almudena Puyo (sorprendente su transformación en X) y Juan Blanco (Y), que llenan el escenario con su vitalidad y entusiasmo.

X, un adolescente de apenas 16 años, trabaja en una tienda de cómics y juegos de rol. Ni la informática, ni las mesas de sonido, ni las redes tienen secretos para él. El secreto lo vive internamente creyendo que nadie más conoce su conflicto. Pronto saldrá de su error cuando -como hace periódicamente desde hace algún tiempo-, vuelve a quedarse en la trastienda una vez terminada su jornada laboral, para montar un podcast y lanzarlo a las redes. Pero una de esas tardes, otro joven, Y, sin saber muy bien cómo porque la puerta está cerrada, se mete dentro de la tienda. Su encuentro, que parece fruto de la suerte, de los ‘Dados’, poco a poco se irá viendo que obedece, por el contrario, a causas bien distintas.

 

Los dos actores hacen un derroche extraordinario de vitalidad en escena, en especial Almudena Puyo, en donde quizás sobre algún que otro grito para hacerse entender por encima del alto sonido que lanzan los altavoces y los auriculares de X. La acción es trepidante y la duración del espectáculo algo menor de una hora. Además de las alusiones a los iconos culturales de nuestros días, Padilla se permite introducir otra referencia a El jardín de las delicias, de El Bosco, que seguro que más de uno de los jóvenes hipotéticos espectadores a los que fundamentalmente va dirigida la función, se lleva una más que agradable sorpresa cuando descubra que ese óleo sobre tabla de finales del siglo XV, puede acudir a verlo directamente en el Museo del Prado, en lugar de hacerlo a través de la pantalla de su móvil.

Los aproximadamente 55 minutos de duración del montaje no permiten que ni un solo espectador (menos aún los adolescentes), decaiga en su interés por cuanto sucede en escena. Con todo, el planteamiento y desarrollo de Papel, nos pareció en su momento mucho más conseguido que este ‘Dados’. Claro que nuestra óptica no puede ser la de un adolescente, por razones obvias, así es que lo mismo ellos opinan todo lo contrario...

 

‘Dados’

Autor y directorJosé Padilla

ElencoAlmudena Puyo y Juan Blanco

Diseño sonidoSandra Vicente

Diseño iluminaciónJuanjo Llorens

CoreógrafoEdu Cárcamo

FotógrafoStephen W. Thomson

DistribuciónCaterina Muñoz

Equipo técnicoLa Cía de la Luz

Voz en offJaime Lorente

ProductoresVerónica Pérez y Cristóbal Suárez

Teatros del Canal, Madrid

Hasta el 8 de julio de 2018