19 Abr

Si no te hubiese conocido

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 41

'Si no te hubiese conocido', también todos los caminos llevarían a Roma

El Teatro Valle-Inclán, del CDN, mantiene en cartel hasta el próximo 6 de mayo, la última obra de Sergi Belbel (Terrassa, Barcelona, 1963), 'Si no te hubiese conocido', con la que el autor catalán cambia de registro y se adentra en el proceloso mundo de los universos paralelos de sus personajes, esos posibles universos de los que se habla en la física cuántica, esa teoría científica que tanto gusta a los dramaturgos contemporáneos (Nick Payne en ConstelacionesDenise Despeyroux en Un tercer lugar, o Pablo Remón en El tratamiento podrían ser buenos ejemplos de ello). No es extraño porque, en el fondo, y en este terreno, la física cuántica juega a lo mismo que ha jugado siempre el teatro, al ‘qué habría sido si…’.

Unax Ugalde es Eduardo, un triunfador en el mundo de los negocios que siempre ha estado enamorado de Elisa (Marta Hazas), su esposa, a la que conoció hace tres décadas en el baile de una boda cuando ambos eran niños que no pasaban de los diez años. Eduardo provoca de manera involuntaria un accidente en el que pierden la vida su mujer y sus dos hijos. Óscar Jarque (Óscar) y Ana Cerdeiriña (Clara), que son sus mejores amigos, intentan ayudarle, pero Eduardo no se deja, abrumado como está por tanta desgracia, y se introduce en un laberinto de pensamientos, deseos, temores, ensoñaciones y alucinaciones que le transportan a otros lugares y a otras épocas, abriendo así un mar de posibilidades que habrían evitado esa tragedia personal.

No se trata de creer o no en el destino, pero hay preguntas que siempre sobrevolarán sobre la conciencia que el ser humano tiene de sí mismo. Y eso antes, durante y después de la irrupción de la física cuántica en nuestras vidas y en nuestros dramas y comedias teatrales. Mil veces nos hemos preguntado qué habría sido de nosotros si, en lugar de aquella decisión hubiéramos tomado otra cualquiera. ¿Seriamos entonces lo que somos hoy o nuestro yo distaría mucho de ser quien es?, ¿son nuestras decisiones las que marcan nuestro destino o sucede justamente lo contrario?, ¿hay una realidad paralela a todas y cada una de las decisiones que tomamos, o hemos dejado de tomar...? A estas y a muchas otras preguntas responde ‘Si no te hubiese conocido’ en clave de dramedia romántica y, ciertamente, bastante edulcorada entre saltos hacia adelante y hacia atrás de los personajes en el tiempo y en el espacio.

Autor: marcosGpunto
Autor: marcosGpunto

Aunque el montaje marca en una pantalla que inicialmente sirve de austero y ecléctico fondo a la historia de Eduardo y Elisa, los tiempos en los que se van desarrollando las distintas escenas -y posibilidades de lo que podría haber sido si…-, la trama puede seguirse perfectamente sin esa ayuda. Así, la fábula discurre en 1989, con dos jóvenes universitarios encontrándose en un casting musical, y avanza o retrocede a situaciones (boda, accidente, infidelidades, bailes de boda…) que tienen lugar en 1996, 2008, 2009, 2028 o mediados de los 70 del siglo pasado.

La escenografía de Max Glaenzel es minimalista, aunque la pantalla y las dos sillas iniciales, se transformen después en un espacio chill out en donde se festeja una boda, o en la habitación de un hospital donde Eduardo es ahora el accidentado y Elisa la neuróloga que acude a atenderlo. A todos los personajes los viste (elegante, informal o profesionalmente, según la escena…) Guadalupe Valero, y Kiko Planas ilumina cada ambiente con la calidez que corresponde.

La comedia con algunos tientes dramáticos -o viceversa-, de Sergi Belbel es una historia almibarada, incluso romántica con distintos itinerarios posibles para sus personajes, pero que hacen inevitable que el amor de Elisa y Eduardo triunfe en todos los universos paralelos por los que circulan. Marta Hazas y Ana Cerdeiriña están estupendas en sus papeles respectivos y Unax Ugalde y Óscar Jarque salen también airosos de sus envites.

 

‘Si no te hubiese conocido’

Texto y direcciónSergi Belbel

IntérpretesMarta HazasUnax UgaldeÓscar Jarque y Ana Cerdeiriña

EscenografíaMax Glaenzel

VestuarioGuadalupe Valero

IluminaciónKiko Planas

MúsicaAna Villa Juanjo Valmorisco

Ayudante de dirección: Antonio Calvo

Producción: Fabián Ojeda

VideoescenaEmilio Valenzuela

Diseño cartel: Javier Jaén

FotosmarcosGpunto

Teatro Valle-Inclán, Madrid

Hasta el 6 de mayo de 2018