22 Nov

Souvenir

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 5

'Souvenir', recuerdos desde Moscú

Una de las primeras apuestas de la temporada teatral de los madrileños Teatros Luchana, es ‘Souvenir’, un texto de Pablo Díaz Morilla que, además, es el primer montaje dirigido por Fran Perea. Pero no solo autor y director, sino todo el montaje es netamente malagueño, ya que nació en la Factoría Echegaray, un proyecto del teatro de la capital de la Costa del Sol para fomentar el talento escénico local mediante la producción de obras de teatro y danza con equipos artísticos y técnicos también locales.

El drama está basado en un hecho de la vida real, ocurrido en la primera mitad del siglo XX en la antigua Unión Soviética. Solomon Shereshevski (1886-1958) encarnado por un estupendo Ángel Velasco, periodista ruso, uno de los primeros hombres diagnosticados de hipermnesia, la facultad de recordarlo absolutamente todo -lo bueno y lo malo, lo importante y lo accesorio, palabras, actos, colores, sonidos, olores…,¡ todo...!- fue el personaje que inspiró a Pablo Díaz Morilla para escribir este interesante texto, que trata de ahondar en las consecuencias personales y sociales de padecer esta extraña capacidad. El propio Solomon, apoyado por su mujer, Magda Shereshevskiinterpretada por Esther Laradecide poner su caso en manos del Doctor Luria, a quien da vida el actor Steven Lance. En ‘Souvenir’ se cuenta el drama personal de recordar hasta lo que a uno le gustaría olvidar, y las consecuencias, no solo personales, sino también familiares, profesionales y sociales que puede llegar a tener el hecho de poseer una facultad tan extraordinaria.

La circunstancia de tener alguna supercapacidad -o discapacidad, que para el caso es lo mismo-, que haga de alguien una persona colocada fuera de los estándares de lo que conocemos como “normal” ocasiona, sin duda, una serie de situaciones que complican la existencia de quien las tiene -por no decir que las padece-, y de todo su entorno. Muchas veces ese es el punto de partida de esos episodios de acoso escolar o de marginación social a los que hemos ido dando nombres en estos últimos años. Por eso, el punto de partida de ‘Souvenir’ es muy interesante y, aún desconociendo lo que finalmente le pasó al periodista soviético en la realidad, hay que ensalzar la imaginación del autor al encerrar en poco más de 70 minutos, una historia que se sigue con interés y expectación crecientes en escena.

Valiente

Buena parte de que eso sea así, desde luego, depende de Fran Perea. El malagueño se convirtió en actor en teleseries de audiencias millonarias (Al salir de clase y Los Serrano), pero ha trabajado también con directores de la talla de Yayo CáceresJosé Carlos Plaza, Fernando Soto o Claudio Tolcachir, y las muchas horas bregando con todos ellos le han dejado huellaAhora, Perea debuta como director de escena en ‘Souvenir’ y, además, lo hace con acierto tanto en la elección del reparto (posiblemente, la mitad del éxito de un montaje lo constituye esta decisión), como en la del equipo artístico. Y como Perea es compositor y cantante, firma también la música del montaje.

Aunque la historia que se cuenta se encuadra con unas cuantas pinceladas en la URSS de los años 20 del siglo pasado (en un par de ocasiones suena el himno nacional), y se apunta la falta de libertad individual, el control de la prensa, la tentación de huir del asfixiante modo de vida soviético, etc., su núcleo central es el sufrimiento de Solomonque, por ende, se extiende también al de su mujer. La figura del doctor es el contrapunto necesario para contrastar aún más el desgaste interior y progresivo del protagonista que, inevitablemente, contamina también a todos los que le rodean.

La imaginativa escenografía diseñada por Dita Segura Juan Heras (Dinamita Producciones) la constituyen tres puertas irregulares, situadas en medio del escenario, que se retroiluminan en varias ocasiones produciendo un efecto inquietante combinadas con la música y las voces (el diseño de luces es de Michael Collis), con esos fondos de colores suaves que presiden la mayor parte de las escenas. A la izquierda del espectador se sitúa la consulta del psiquiatra y, a la derecha, la habitación del matrimonio, y encima de todos esos enseres, cuerdas entrelazadas con varios marcos colgando, que -en interpretación muy personal- creo que, por un lado, tratan de delinear los complejos procesos de la mente de Solomon para fijar tantos y tantos datos como es capaz de procesar y, por otro, las dificultades que se ciernen sobre la realidad para tratar de salvarlos.

En cualquier caso, ‘Souvenir’ nos parece un montaje muy interesante, que nos ha descubierto a tres grandes actores, un director valiente que, probablemente, va a tener un merecido hueco en la escena española (su inteligencia y su trayectoria lo avalan) y un autor a tener también en cuenta en futuras propuestas dramáticas.

 

'Souvenir'

AutorPablo Díaz Morilla

DirectorFran Perea

IntérpretesSteven LanceÁngel Velasco y Esther Lara

Ayudante de dirección y gerente en giraRocío Vidal

VestuarioTatiana de Sarabia

Maquillaje y peluqueríaKaty Navarro

Producción musicalAlfonso Samos

FotografíaDaniel Pérez y Álvaro Cabrera

VídeoFactoría Echegaray

Comunicación en giraMarea GlobalCOM

Diseño gráficoFactoría Echegaray y Aryutolkintumi.com

ProducciónFactoría Echegaray

Producción en giraFeelgood Teatro

DistribuciónCharo Fernández (Traspasos Kultur)

Teatros Luchana, Madrid