20 Oct

Hamlet. es nombre o apellido?

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 28

'¿Hamlet… es nombre o apellido?': juego de tronos, juegos de poder

El dramaturgo vasco Ozkar Galán firma el texto de un montaje dirigido por Gorka Martín que vincula el ayer de Shakespeare con el hoy del teatro deconstruyendo el Hamlet del bardo para transformarlo en pregunta cuando menos sorprendente: ‘¿Hamlet… es nombre o apellido?’. El resultado del arriesgado ejercicio literario, dramatúrgico e intelectual puede verse, por el momento, cada jueves en la sala Tarambana del madrileño barrio de Carabanchel (Dolores Armengot, 31).

En escena solo cuatro actores, Laura García-Marín (estupendo su descarado, juguetón, insolente y desvergonzado Yorick), Antonio Nieves (Claudio), Ricardo Cristóbal (Hamlet), y Eva Bedmar (Gertrudis). Todos están al servicio de una fábula que transforma el lenguaje de la tragedia de Shakespeare en comedia, mirando los hechos a través del prisma de Claudio, y no del de Hamlet, el Príncipe de Dinamarca. Pero todo ello sin cambiar ni un ápice los hechos “probados” que se marcan en la tragedia, es decir, que Claudio mata a su hermano y padre de Hamlet; que se casa con la mujer de su hermano, la reina Gertrudis, o que sigue siendo el centro de las intrigas de palacio para mantenerse en el poder como monarca…

Vuelta de tuerca

La segunda vuelta de tuerca del montaje dirigido por Gorka Martín -y, a mi entender, mucho más osada- es la intención expresa de fundir los hechos contados en el Hamlet original con las luchas de poder que en el mundo han sido, son y serán, concretándolas expresamente incluso con la actual monarquía española (el montaje tiene como preludio, mientras los espectadores van tomando asiento, el discurso de abdicación del rey Juan Carlos en la figura de su hijo Felipe). La comedia, en forma de sátira, no deja títere con cabeza, ni en la política actual ni en la que marca los acontecimientos de la tragedia shakespeariana por esa disputa entre los monarcas de Noruega y Dinamarca. En cualquier caso, es el bufón Yorick -quién, convertido en maestro de ceremonias, maneja los hilos del cotarro desde el más allá, y convierte al resto de los personajes en vulgares marionetas al servicio de una historia previsible, la permanente ambición que siempre rodea al poder.

Los personajes, vestidos por Yeray González Ropero con indumentaria de los años 80 del pasado siglo, se mueven en medio de una escenografía minimalista -diseñada también por Yeray-, constituida por una gran silla, de inmensas proporciones, que simula un gran trono, símbolo del poder presente a lo largo de todo el montaje, que los mismos actores mueven de uno a otro lado del escenario adoptando otras funcionalidades a lo largo de las 10 escenas que constituyen la obra, de unos 70 minutos de duración.

En conjunto, este ‘¿Hamlet… es nombre o apellido?’ es una propuesta arriesgada de Tarambana no apta para el espectador amante del teatro clásico (planteamiento, nudo, desenlace) que, sin embargo, considerará interesante aquel otro cansado ya de ver sobre las tablas versiones y versiones de una historia sobre la que nunca las compañías acusarán a los críticos de destripar la historia, es decir, hacer eso que ahora se llama spoil.

 

‘¿Hamlet… es nombre o apellido?’

Dramaturgia: Ozkar Galán

Dirección: Gorka Martín

Intérpretes: Eva Bedmar, Ricardo Cristóbal, Laura García-Marín y Antonio Nieves

Iluminación: Carlos Marcos Molins

Espacio sonoro: Xus de la Cruz

Música: Diego Miranda y David G. Bonacho

Diseño gráfico: Tizedit

Compañía: Tarambana Espectáculos

Sala Tarambana, Madrid

Todos los jueves a las 21 h.