04 Oct

Un cuerpo en algún lugar

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 4

‘Un cuerpo en algún lugar’: el sentido y la necesidad de la búsqueda

Conocí a Gon Ramos como actor hace poco más de dos años en El problema de la vida, del argentino Fernando G. Rodil. Hacía allí de joven suicida dispuesto a transmitir su final en directo y a través de las redes. Lo reencontré la temporada pasada ya no solo como actor, sino también como dramaturgo y director en ese premiado “poema teatral revelador, casi místico” -como lo denominé en mi crítica del montaje- llamado Yogur/Piano.

Ahora vuelvo a cruzarme al joven Gon Ramos estrenando nuevo texto, que él mismo dirige, en el Pavón Teatro Kamikaze con ‘Un cuerpo en algún lugar’, un texto de un doble viaje, el interior de un personaje en busca de otro personaje que alguna vez se le cruzó en la vida marcando un antes y un después en su devenir; y un segundo viaje, el exterior, el de ese ir y venir constante, obsesivo y determinante en busca de ese “cuerpo”. La aventura, de una hora y cuarto aproximada de duración, es sencillamente subyugante…

“…Ya hace exactamente un año, siete meses y once días que salí de casa. Tú te fuiste hace todo eso más tres días y dos horas. Las habitaciones donde me quedo parecen más grandes ahora y hay más silencio. Veo que tus ventanas, tus posibles ventanas por donde voy caminando siguen cerradas y con las persianas bajadas y que las plantas están casi hechas ceniza. He movido muebles, neveras, levantado coches, tirado paredes a martillazos, mudanzas, peleado en sótanos para poder seguir buscándote. Por fin mi cuerpo me sirve de algo. Cada vez pienso menos, pero ahí sigues…”. Este es parte del texto de una carta que un hombre dirige a la persona que busca obsesivamente. No como si la vida le fuera en ello sino porque, más aún, sin esa búsqueda su vida no tendría sentido alguno…

Y así, en medio de un escenario casi vacío, con dos única sillas como atrezzo que lo mismo hacen de departamento de un viejo tren, que de coche o de banco de un parque o de sillas de un bar de carretera, dos únicos actores dan vida, cuerpo y voz a los personajes: Fran Cantos, el hombre que busca, y Luis Sorolla, que se multiplica y se divide en un montón de personajes (Prologuista, Alemán, Madre, Niña, Sacerdote, Camarero…).

La pieza es un viaje teatral y metateatral a pie, en tren, por carretera (road tripp, diríamos ahora), sin solución de continuidad que, incluso, uno de los personajes presenta a modo de prólogo, en el que el otro personaje se va topando con muchos otros individuos en esa búsqueda perpetua y obsesiva… En realidad, en busca del amor.

El paso del tiempo, nuestro lugar en el mundo, el ideal del amor, las emociones o la búsqueda de respuestas a las grandes preguntas de la vida (“¿Usted dónde se bajaría si estuviese buscando a alguien que no sabe exactamente dónde está?"), son solo algunos de los temas que se abordan en ‘Un cuerpo en algún lugar’. Temas todos que, como sucede en Forrest Gump, la película que, en cierto modo, es el origen de este montaje -el autor así lo confiesa- no son, ni mucho menos, una sucesión de diálogos filosóficos y trascendentes, sino todo lo contrario, una sucesión de situaciones plagadas de diálogos chispeantes, llenos de humor y lucidez que permiten que la obra transcurra en apenas un santiamén.

Fran Cantos y Luis Sorolla están estupendos en sus papeles respectivos, empatizan desde el primer momento y trasladan a las butacas el resultado del gran trabajo que hay detrás del nuevo montaje de Gon Ramos, al que auguramos, desde ya, el mismo camino de éxito que recorrió con Yogur/Piano.

 

‘Un cuerpo en algún lugar’

Texto y direcciónGon Ramos

IntérpretesFran Cantos y Luis Sorolla

VestuarioIn Gravity

Diseño de iluminaciónMiguel Ángel Ruz Velasco

Diseño gráficoDaniel Jumillas

FotografíaGon Ramos y Samuel García

ProducciónIn Gravity

DistribuciónProversus (Isis Abellán)

El Pavón Teatro Kamikaze, Madrid

Del 2 al 11 de octubre de 2017