04 Jul

Las crónicas de Peter Sanchidrián

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 62

'Las crónicas de Peter Sanchidrián', comicidad y existencialismo

Alguien podría preguntarse qué diablos hace la ciencia ficción instalada en las tablas de un teatro. A José Padilla no le ha cabido ninguna duda de que ambas cosas son perfectamente compatibles y por eso ha llevado su universo pop ochentero envuelto en un ambiente de ciencia ficción y en un claro tono de comedia que bordan sobre el escenario seis brillantes actores: Juan VinuesaMaría Hervás, Cristóbal SuárezJosé Juan RodríguezLaura Galán y Antonia Paso. Sus interpretaciones en el Ambigú del Teatro Pavón Kamikaze son divertidísimas y constituyen motivo suficiente para acercarse en las próximas semanas hasta el número 9 de la calle Embajadores de Madrid que ha querido abrir la temporada teatral 2017/18, con esta comedia intergaláctica en tono de parodia y plagada de superhéroes escrita y dirigida por José Padilla.

No es Padilla hombre fácilmente clasificable y, quizás, lo mejor que puede decirse de él es que le gusta lo difícil, meterse en nuevos y cada vez más osados experimentos teatrales que, en muchas ocasiones, nada o casi nada tienen que ver con sus trabajos anteriores. Véanse si no su Perra vidaPremio Almagro Off 2016; ese mismo año también dirigió su personal adaptación de La isla púrpura, de Mijáil Bulgákov; su acertada versión de Trabajos de amor perdidos, de Shakespeare, una producción de Fundación Siglo de Oro y el Globe Theatre de Londres, o Haz clic aquí, estrenada en el Centro Dramático Nacional.

Pues, como digo, este montaje sobre ‘Las crónicas de Peter Sanchidrián’ nada tiene que ver con los citados anteriormente. El mundo está a punto de terminarse y unos pocos personajes, amigos entre sí, tienen la oportunidad de salvarse subiendo a bordo de una nave espacial que los blindará ante el inevitable aburrimiento cotidiano: “El fin del mundo es esta misma noche, pero tranquilos: Peter Sanchidrián os da la bienvenida a su transbordador intergaláctico de última generación. En él podréis disfrutar de un guateque eterno que os librará de la quema planetaria y en el que, por el mismo precio, habrá horror, suspense, acción, ciencia ficción, romance y fantasía. Quizá sea ella –la fantasía– la única que nos salve cuando el cataclismo ocurra. Nos va a hacer falta. Somos seres humanos. Aquí o en Andrómeda, sabemos cómo complicarnos la existencia nosotros solitos...”. Así comienza esta divertida, absurda y sorprendente aventura intergaláctica de unos cuantos amigos que, sin embargo, no pueden sacudirse su pasado, sus afectos, sus fobias, sus pasiones y sus debilidades, que están por encima del espacio y del tiempo que Einstein marcase en su Teoría de la relatividad, y que en la Tierra o en el éter del universo son capaces de citar a Sören Kierkegaard, el filósofo danés del XIX, que representó un importante papel en el desarrollo del pensamiento existencialista (cada individuo debe intentar un examen profundo de su propia existencia).

Esta paradójica circunstancia se vive en el Ambigú desprovisto de cualquier escenografía, con la barra del bar como fondo del paisaje estelar, con sus banquetas altas apostadas delante de él, invitando a los personajes y al público que vuela con ellos a través de las galaxias a dejarse llevar por sus mismas pasiones, por sus cuitas cotidianas (los reconocimientos públicos, los cuernos privados, los sueños truncados, los anhelos más íntimos, y la ficción… La ficción, la fantasía, como única tabla de salvación para todos ellos. Pero si la escenografía brilla por su ausencia, no ocurre lo mismo con el espacio sonoro (Sandra Vicente) y la iluminación, que cobran aquí una importancia crucial para hacer real esa ensoñación por la que transitan los seis personajes de ‘Las crónicas de Peter Sanchidrián’.

Una verdadera delicia ver y escuchar a Juan Vinuesa, que se está consolidando más cada día como uno de nuestros actores con más fuerza cómica sobre el escenario; una María Hervás que confirma también su magnífica proyección como actriz, cuyas interpretaciones nada tienen que envidiar a las de las experimentadas Antonia Paso y Laura Galán, o Cristóbal Suárez y José Juan Rodríguez, que brindan aquí interpretaciones llenas de comicidad que pueden sorprender -y mucho- a sus seguidores, más acostumbrados a verlos a todos ellos en piezas dramáticas y trágicas, muy lejos del registro de este montaje.

Buen comienzo, en definitiva, de esta temporada en el Pavón Kamikaze que, como siempre, sorprende a propios y a extraños con propuestas arriesgadas y novedosas que pueden atraer tanto al público especializado (léase también apasionado…) por el teatro, como también a esos nuevos segmentos de futuros e inhabituales espectadores que, probablemente, puedan sentirse atraídos por propuestas como esta.

 

 

‘Las crónicas de Peter Sanchidrián’

Texto y direcciónJosé Padilla

IntérpretesJuan VinuesaMaría HervásCristóbal SuárezJosé Juan RodríguezLaura Galán y Antonia Paso

Vestuario: Sandra Espinosa

El Pavón Teatro Kamikaze, Madrid

Hasta el 26 de julio de 2017