03 Sep

Una mujer desnuda y en lo oscuro

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 241

‘Una mujer desnuda y en lo oscuro’: El dolor del exilio en Benedetti

La palabra de Mario Benedetti ha inundado el Teatro Lara de Madrid desde el pasado 3 de julio, fecha en la que se estrenó ‘Una mujer desnuda y en lo oscuro’, un montaje teatral basado en textos y poemas del escritor uruguayo al que Mario Hernández ha dado forma y dirige. Emilio Linder y Esther Vega son los protagonistas de este montaje emocionante e intenso de principio a fin.

En abril de 1985, en Madrid, el poeta Mario Benedetti se prepara para volver a su Uruguay natal después de haber pasado más de 10 años de exilio, justo el tiempo que los militares uruguayos implantaron una férrea dictadura obsesionada con todo aquello que oliese a demócrata, comunista, masón o judío. Una cantinela demasiado conocida que, sin embargo, causó miles de muertos, represaliados y -como en el caso de Benedetti- exiliados.

El periplo de Mario Benedetti (1920-2009), había comenzado en 1973 y, además de Madrid, su marcha le llevó por Mallorca, Buenos Aires o Cuba, habiendo dejado atrás a su mujer, Luz López Alegre. Hasta que la democracia no volvió a restaurarse en Uruguay, el escritor y poeta no perdía ocasión de denunciar la situación que vivía su país, que era un calco de la que en esos mismos momentos atravesaban también los ciudadanos de Chile y Argentina. Y como única arma frente a la barbarie, el poeta solo tiene la palabra, una fe inquebrantable por la vida y una esperanza fundada de que las cosas iban a cambiar, como finalmente, así sucedió. Y, entre tanto, un hombre que ya había pasado el medio siglo -53 años- cuando inicia su exilio (“el exilio es siempre el comienzo de otra historia”), encuentra en el humor una vía de escape de una realidad tan lejana como dolorosa.

Emilio Linder construye un Mario Benedetti cercano y convincente, que traspasa con su humanidad la cuarta pared desde las primeras palabras que dirige al patio de butacas. Y Esther Vega se divide en las múltiples mujeres (Luz, Susana, Elena, Rita) -reales y soñadas- que se cruzan ante el poeta en esa larga huida que se ve forzado a protagonizar, con la única compañía de una maleta, lejos de su mujer y de los suyos. Y en ese forzado periplo, el espectador recorre junto al poeta, novelista y periodista, la situación de represión que se vive en Uruguay, pero también en la Argentina de los militares y los desaparecidos, en el Chile de Pinochet, en la Cuba de Fidel Castro y en la España de la transición.

Y, en medio de las aventuras eróticas, románticas, reales o irreales, del escritor uruguayo en el exilio, un sueño constante lo obsesiona: Volver. Por eso mismo, el famoso tango de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera, no deja de sonar de principio a fin del montaje: “Volver con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien. Sentir que es un soplo la vida, que veinte años no es nada, que febril la mirada errante en las sombras te busca y te nombra. Vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo que lloro otra vez”.

Un texto deliciosamente construido por Mario Hernández, que ha sabido dirigir con mano tan firme como delicada a dos actores estupendos que, en una magnífica escenografía (de Isis de Coura), repleta de maletas, en las que están señaladas con tiza las ciudades y fechas del exilio del escritor, y en medio de un ambiente sonoro (de Álvaro G.Nieto) y una iluminación evocadores, saben dar con el toque inmenso de humanidad y emoción que recorre al poeta y al hombre (encarnado por un Emilio Linder en verdadero estado de gracia) frente a las docenas de mujeres reales y soñadas, que Esther Vega resucita con apenas un giro de cuerpo y un cambio de semblante. ¿Quién dijo que la cartelera teatral madrileña es prescindible en el duro verano?

 

‘Una mujer desnuda y en lo oscuro’

Dramaturgia y direcciónMario Hernández, sobre textos de Mario Benedetti

IntérpretesEmilio Linder y Esther Vega

Ayudante de direcciónGuillermo Rodríguez

Ayudante de arteSonia Rubio

FotografíaSergio Lardiez

Teatro Lara, Madrid

Todos los miércoles de agosto 2016