27 Jul

Verona

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 350

Amor, engaños y muerte en 'Verona'

Lope de Vega, por un lado, y Shakespeare, por otro, se basaron en la novela renacentista ‘Romeu e Julieta’ de Bandello para contar una historia de amor imposible entre miembros de familias enfrentadas secularmente en la ciudad de Verona, aunque con itinerarios dramáticos y resultados bien distintos. Ahora, Jorge García Val y Javier Sahuquillo, dos jóvenes dramaturgos -ambos firman la adaptación y la dirección del montaje- han partido de la versión de Lope para construir un drama que mezcla tan sutil y poéticamente como cruda y descarnadamente la aventura de los dos jóvenes enamorados, dividiendo la acción en dos planos paralelos, que suceden en dos tiempos distintos -el Renacimiento y la actualidad- pero con historias y personajes entrecruzados en el aquí y el ahora (real y virtual), y la ficción. Y es que el nombre que da título al montaje, ‘Verona’, es aquí el de una red social. El giro dramático está así servido en múltiple imbricación porque si, casi nunca, nada es lo que parece, en una red social, cualquier coincidencia entre lo aparente y lo real, es pura potra.

El peligro inconsciente en el que muchos jóvenes y adolescentes corren hoy al implicarse a cara descubierta en redes sociales que acechan con doblez y regusto pederastas adultos ha sido tratada también por Denise Despeyroux, quetrasladaba la acción de ‘Noche de Reyes’, la comedia de William Shakespeare a nuestros días. El punto de partida es el mismo, pero el de llegada, sin embargo, es absolutamente distinto.

‘Verona’ comienza con un cadáver cubierto por una sábana sobre una mesa de autopsias, que es minuciosamente examinado por un policía en busca de pruebas científicas que arrojen alguna luz sobre las causas y las posibles circunstancias que pueden estar detrás de la muerte de una niña preadolescente, de una menor de edad. Paralelamente, -a la izquierda del espectador-, Julia, la joven veronesa, simula su muerte en la cripta donde está encerrada para encontrarse con Roselo. Se trenzan así en un mismo escenario, aunque claramente dividido en dos mitades, las bromas y la pasión -que de todo hay en la viña del Señor- recitadas en verso, aunque con alusiones a iconos y situaciones claramente actuales, con los interrogatorios policiales, prosaicos y tenebrosos, además de ser dichos en prosa. Poco a poco, y a lo largo de algo más de 90 minutos, el espectador irá descubriendo qué hay detrás de esta doble ficción que ha terminado con el cadáver de una niña sobre la mesa de autopsias.

Partiendo del interrogatorio de dos policías a Anselmo y a Pedro, en una habitación tétrica y agobiante, se van dibujando las poéticas escenas del drama de Lope. Los siete jovencísimos actores que protagonizan ‘Verona’ despliegan una energía tremenda de principio a fin del montaje y combinan la gestualidad con la expresión corporal en las numerosas coreografías que se dibujan mientras que la palabra, en verso y prosa, va desvelando la historia. Sería difícil destacar la labor de unos actores sobre otros: Ariana Calahorro (estupenda Julia), Jorge Eliseo Gómez(subinspector Láinez), Nicolás Illoro (Anselmo/Interrogado), Santiago Martínez(subinspectorVelasco/Roselo), Gloria Román (Dorotea, prima de Julia), Víctor Sainz Ramírez (Octavio, primo de Julia y hermano de Dorotea/Pedro) y Mario González Serrano (interviene en la obra -sin decir palabra- y se encarga también de la escenografía).

Si algún “pero” hay que ponerle al montaje, acaso este sea el de una cierta confusión en los numerosos giros de guión que da el texto, que confunden al espectador que, sin embargo, no deja de apreciar en él una inmensa e imaginativa labor de adaptación y una interpretación entregada de todos los actores. Pero el carácter experimental del mismo tiene que llevar consigo ciertos atrevimientos formales que, no en vano, han hecho acreedor al espectáculo a formar parte del Almagroff, ese espacio del Festival de Teatro Clásico de Almagro, por donde pasan las más atrevidas y renovadoras piezas que combinan lo clásico y lo moderno en nuestro teatro. El montaje, desde luego, es interesante.

‘Verona’

Dramaturgia direcciónJorge García Val y Javier Sahuquillo, a partir de ‘Castelvines y Monteses’, de Lope de Vega

IntérpretesAriana CalahorroJorge Eliseo GómezNicolás IlloroSantiago MartínezGloria RománVíctor Sainz Ramírez Mario González Serrano

Diseño de iluminaciónRubén Valero

Diseño de vestuarioSergio Guerra

Cartel: Ulises Kuroshima

Ayudante de dirección y asesoría movimientoFélix Cadenaba

CompañíaTresdosuno Teatro

Asesoría de verso: Vicente León

Dirección de producción: José Bidegain

Teatros Luchana, Madrid

24 y 25 de julio