27 Jun

Ejercicios de amor

Escrito por José-Miguel Vila
Visto: 274

‘Ejercicios de amor’: voyeurismo sentimental de El Pont Flotant en La Abadía

“No os olvidéis de disfrutar de vuestra inocencia (y de la paella)”. Este es el lema que aparece tanto en el cartel anunciador como en el programa de mano del montaje ‘Ejercicios de amor’, que el grupo de teatro valenciano El Pont Flotant ha vuelto a levantar en el Teatro de la Abadía de Madrid los pasados 24 y 25 de junio, y que sirve a este templo del buen gusto y del detalle teatral para poner un broche delicado y original a su final de temporada.

Todo empieza en el mismo patio de La Abadía donde el personal de sala advierte al grupo de espectadores allí reunidos que, aunque faltan ya solo unos minutos para el comienzo de la función, aún no se puede entrar. Se percibe entonces una cierta y moderada algarabía. Son cuatro jóvenes que entran hasta el mismo patio donde estamos, montados en bicicleta. Se trata de los cuatro integrantes de El Pont Flotant que acuden allí como si fueran a asistir a sus diarias clases en el instituto, e invitan a entrar a todos los allí congregados. Ellos son Jesús Muñoz, Joan Collado, Àlex Cantó y Pau Pons,alegres, desenfadados y con el punto justo de descaro que les hace caer simpáticos a la primera de cambio.

El escenario está prácticamente vacío. En él no hay más que un par de percheros llenos de ropa, y una pizarra con unas cuantas frases alusivas a las distintas fases del amor y las sustancias químicas segregadas por el organismo humano a las que están asociadas, que Joan irá explicando como lo haría en una clase cualquiera a un grupo de adolescentes de secundaria: enamoramiento (asociado claramente a la testosterona); amor romántico, (dopamina y serotonina, entre otras); amor compañero (oxitocina) y gran compromiso/ruptura. La reducción de un procesohumano tan complejo -y muchas veces tan inexplicable- mueve a la sonrisa y a cierto jolgorio tanto entre los alumnos /actores como entre el público, que a estas alturas está ya mimetizado con ellos. 

La celebración del amor ha comenzado y la performance pasará después por nuevas fases y nuevos espacios escénicos: el rito, el convite y el fin de fiesta, con paella cocinada y servida por los integrantes de El Pont Flotant. La clase teórica y práctica que los espectadores vivirán en La Abadía durante casi dos horas de divertido espectáculo les hará, primero, tomar conciencia de lo fácil que es aprender a ser feliz, a entender el amor (con amigos, familia, pareja, vecinos, conciudadanos…) y lo sencillo que es ponerlo en práctica, ejercerlo con la convicción y la prueba empírica de que el amor solo genera más amor. Muchas son las parejas que, entre acto y acto -que se desarrollan en espacios distintos- aprovechan para besarse. Desde luego, tanto el espacio como el momento, lejos de la cotidianeidad, invitan a ello…

El humor, la ternura, la música (‘All you need is love’), el baile(¡Como yo teamo…!), el juego de las prendas, algún que otro enfado y hasta una buenísima paella (“las paellas entre amigos, siempre están buenísimas”), son los sencillos, cotidianos y accesibles ingredientes de la compañía Le Pont Flotant para conseguir cuajar un espectáculo amable y divertido, a mitad de camino entre el teatro y la performance, que mueve espontáneamente a la participación del espectador, que, en líneas generales, sale de él con una sonrisa casi beatífica esculpida en su cara. Esa es la prueba del 9 de que la intención primera que mueve a la compañía ha dado de lleno en el blanco.Y por no faltar de nada, hasta hay boda, e inesperadas sorpresas. “Una ilusión es un engaño, una trampa, pero una ilusión es también un deseo”, dice Alex. Y es quePau, que acaba casándose con Joan, tiene lailusión de ver a Tom Waits cantar en su boda y esa ilusión se cumple. Aparece Jesús dentro de una bañera y con voz ronca canta ‘Inocentwhenyoudream’(¡una escena emocionante!), una escena en donde culmina esa fusión de ironía y parodia con el único y loable fin de fomentar entre la concurrencia la necesidad de expresar siempre los sentimientos positivos con la gente que tiene más cercana.

Teatro positivo, amable y divertido, que Le Pont Flotant lleva representando, dentro y fuera de España, desde 2009. Y, desde entonces, sigue dejando boquiabierta a la concurrencia cuando, después de degustada en amor y compañía esa inmensa paella para más de 100 personas, los cuatro actores, directores y dramaturgos de estos ‘Ejercicios de amor’, vestidos de novia, se despiden y se van en tándem, calle abajo… ¡Y hasta la próxima!

‘Ejercicios de amor’
Reparto:Àlex Cantó, Pau Pons, Jesús Muñoz y Joan Collado
Escenografía:Santi Montón
Iluminación:Àlex Cantóy Marc Gonzalo
Regiduría:Verónica García
Collages:Po Poy
Vídeo: Fermín Jiménez
Vídeo promocional: Salva Muñoz
Fotografía: José Ignacio de Juan
Compañía: El PontFlotant
Teatro de La Abadía,Madrid
24 y 25 de junio de 2016.